Cerebro humano
Cerebro humano

Un estudio reciente reveló que el “soñado” potencial casi ilimitado del cerebro humano no es tal, ello gracias a que se comprobara no utilizamos realmente una décima parte de él pues ya se llegó al límite según investigadores de la universidad de Cambridge.

El cerebro es una de las partes del cuerpo humano que intriga a todos, pues su funcionamiento es complejo y su potencial era desconocido, hasta ahora. Parte de la complejidad de este increíble órgano que forma parte del sistema nervioso se detalla en la explicación que dio el científico Raymond Kurzweil en la conferencia “The Singularity Summit” donde señala que “… el diseño del cerebro humano puede describirse en 20 megabytes de información (comprimida)…

No obstante lo anterior, la referencia que hizo este científico se refería a un cerebro en blanco, pues la información que se consigue ir almacenando con el transcurso de los años llega a ser mil millones de veces la cantidad de información que almacena el propio genoma humano.

Volviendo al estudio hecho en Cambridge, hay que decir ya se llegó a la estructura mental máxima del mismo. La explicación de esta afirmación es de toda lógica, ya que para que siga creciendo el cerebro utilizaría una cantidad de oxígeno y energía extra que sería imposible proporcionar actualmente de forma natural (convencional).

Como ocurre con todos los órganos y las cosas en el universo, el cerebro también necesita de energía para funcionar, por lo que la explicación entregada por el profesor Simon Laughlin (neurobiólogo) vincula la incapacidad de seguir creciendo (cerebro) con la imposibilidad se suministrar más energía a este órgano. En resume el límite del rendimiento de nuestro cerebro sólo está condicionado por la falta de energía.

Poderes como el de la deducción, afirma Laughlin, demandan una gran cantidad de energía al momento de buscar relaciones entre la información que se posee, por ello el límite de lo que somos capaces de procesar no pasa por una incapacidad en el cerebro, sino en el suministro de energía que se le proporciona.

En última instancia, quienes sueñen con ser “brillantes” no deberán buscar aumentar la capacidad de su cerebro, sino más bien la energía que a éste le entregan para procesar la información, de ahí que sea importante descansar bien, comer bien, etc.

Puntaje: