Protocolo IPv6
Protocolo IPv6

Se dijo hace un tiempo atrás que el 6 junio 2012 comenzaría una nueva era en Internet, una que estaría marcada por el uso de un nuevo protocolo que comenzaría desde ese entonces a funcionar de forma permanente, nos referimos al famoso IPv6. Sin perjuicio de haber sido anunciado con anticipación e inclusive al ser nombrado un día específico para el comienzo de este protocolo de Internet, no todos saben que significa, en qué consiste y qué es lo que va a cambiar en la red.

IPv6 ¿Qué es?

IPv6 es un protocolo de Internet, un protocolo de comunicación que afecta directamente a las direcciones IP. De esta forma, cada vez que un usuario se conecta a la red desde su ordenador, lo que hace es enviar un requerimiento a un servidor determinado, quien es el encargado de desplegar la información en pantalla pero ¿Cómo sabe a dónde dirigir nuestra solicitud? Lo sabe porque cada sitio tiene asignada una serie de números, así como también nosotros tenemos asignada una serie numérica para nuestro computador, serie con la cual nos identificamos y permite que los paquetes de datos enviados también regresen.

Desde el año 1981 todo el mundo utiliza el protocolo de comunicación IPv4, el cual utiliza direcciones de 32 bits que permiten un total de 4.294,967.296 direcciones. El problema está en que, aunque la cantidad parece casi infinita, la realidad demostró que las reservas se agotaron en algunas partes del mundo y se hacía necesario implementar un nuevo protocolo, por lo que se creó en los años 90 IPv6.

El nuevo protocolo de comunicación en Internet del que hablamos utiliza direcciones de 128 bits, lo que entrega como resultado un total de 340 sextillones de direcciones para utilizar. Es así como los encargados de idear este nuevo protocolo piensan implementar esas direcciones a teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos que serán desarrollados en el futuro cercano. Si bien es cierto, la creación de IPv6 terminó hace varios años (1996), la implementación ha sido lenta y sugiere una serie de desafíos a superar.

Una de las ventajas que se reconoce a este protocolo es que su arquitectura es mucho más segura que IPv4, por lo que el trabajo con ella es sumamente auspicioso.

Parte de los desafíos de la implementación de protocolo está en que, aunque comencemos a verla en distintas partes del mundo a contar de hoy, el antiguo protocolo (IPv4) seguirá funcionando en paralelo con el nuevo, por lo que será factible que haya usuarios que no puedan navegar en determinados sitios, sin mencionar que no hay compatibilidad entre ambos protocolos de comunicación (sitios).

Cuando hablamos del nacimiento de una nueva Internet, no estamos simplemente utilizando palabras rimbombantes, sino que hacemos alusión a una realidad taxativa, ya que los protocolos de comunicación IPv4 e IPv6 comenzaron a funcionar desde el 6 de forma paralela creando una Internet independiente una de la otra. Es por lo anterior que corresponderá a cada usuario consultar con su proveedor de servicios de Internet, si tienen o no compatibilidad con el nuevo protocolo de comunicación. De esta misma forma, quienes utilicen router tendrán que chequear que sean compatibles con IPv6 también.

Puntaje: