Bebé
Bebé

Investigaciones recientes de la Universidad de Carolina del Norte demuestran que una de las propiedades de la leche materna evita transmisión de Sida.

Un descubrimiento fantástico es el que ha hecho el mundo científico durante los últimos meses, pues se ha comprobado que existe una propiedad en la leche materna que afecta a las partículas del virus del sida, así como también a las células que se encuentran infectadas por éste. De esta forma es posible asumir en la actualidad que la leche materna inicie de una u otra forma al virus del sida, que como todos sabemos es mortal a pesar de los adelantos en medicina existentes.

De esta forma podríamos aseverar que los niños nacidos de madres que tuvieren Sida, pueden evitar su contagio desde el nacimiento, aunque actualmente se pensaba que el 15% de los nacidos podía adquirir la enfermedad igualmente en el caso que ésta alcanzara la leche materna durante los primeros años de infancia, por lo que no era recomendable amamantar a un bebé se sufría del virus de la inmunodeficiencia humana. Gracias a las investigaciones realizadas en la Universidad de Carolina del Norte, específicamente de Angela Wahl, se sabe que existe una buena posibilidad de que lo anterior no sea así.

Pruebas realizadas en ratones con médula espinal, hígado y tejido infectado con Sida demostraron que el contagio a través de la leche materna no era tan seguro, pues sólo resultaron afectados cuando se les suministró el virus de forma oral, mas no cuando se les dio leche materna infectada. Si bien es cierto se tienen conocimientos claros respecto de las increíbles propiedades que tiene la leche materna, no se podía aseverar con certeza de que éstas pudieran evitar la transmisión del temido virus del sida sino hasta esta investigación.

En la actualidad los científicos se han dedicado a investigar cuál es la propiedad que impide se transmitan el virus del sida en los menores, ya que esta sería clave para la realización de nuevos tratamientos contra este temido virus que cobra la vida de tantos millones de personas todos los años en el mundo entero. A juicio de los propios científicos involucrados en la investigación, la identificación de esta propiedad exclusiva de la leche materna permitiría que el contagio del Sida pudiera evitarse incluso cuando haya contacto sexual con una persona infectada con VIH.

Para quienes se pregunten cómo es posible que haya niños que se contagian con este peligroso virus a través de sus madres si consideramos que la leche materna impide su transmisión, hay una respuesta clara al señalar los científicos que puede ocurrir la transmisión en los casos en que se produzca una herida en los pezones de la madre, donde el bebé queda expuesto directamente a la sangre infectada de su madre.

Puntaje: