Sony Ericsson
Los teléfonos Sony Ericsson se convertirían solamente en Sony, empleando el OS Android.

Luego de un poco más de 10 años de actividad conjunta, la sociedad entre el gigante japonés de las comunicaciones, Sony, y la empresa sueca de telecomunicaciones, Ericsson, se encuentra ad portas de llevar a cabo el renombramiento de su marca.

La sociedad que tiene como objetivo desarrollar, producir y comercializar teléfonos móviles estaría cambiando el nombre de sus operaciones a solamente Sony en los próximos seis o siete meses. Sony Ericsson además estaría apostando completamente al desarrollo de teléfonos inteligentes bajo el sistema operativo Android, lo que haría que la sociedad entre a competir con pesos pesados en Android como Samsung y Motorola.

En una reciente entrevista concedida al diario Times of India, el vicepresidente ejecutivo y responsable de ventas y marketing de Sony Ericsson, Kristian Tear, dijo “Una gran cantidad de planificación se asigna a hacer que la marca sea la correcta, pero terminaremos a mediado del próximo año”. Tear agregó “No hemos sido tan feroces como fuimos hace algunos años, pero vamos a reforzarnos, reenfocarnos e invertir más en construir una marca en mercados selectos”.

Durante la creación del venture Sony Ericsson, la empresa sueca era el tercer mayor fabricante de dispositivos móviles en el mundo, y Sony solo había logrado capturar el 1 por ciento del mercado global móvil. Sin embargo, por aquel entonces Ericsson estuvo enfrentando algunos problemas en la cadena de aprovisionamiento como resultado del incendio que destruyera una de sus plantas, por lo que buscaba un socio estratégico en Asia con capacidad de producir masivamente dispositivos móviles más baratos.

A pesar del progreso logrado en términos de mercado y desarrollo de productos que Sony Ericsson obtuvieran con sus teléfonos Walkman, la nueva era de teléfonos inteligentes -liderada por iPhone- creó las condiciones poco oportunas para su despegue. En parte esto se atribuye a la apuesta de Sony Ericsson por el sistema operativo Symbian, cosa que traduciría en un error de gestión.

En esta nueva etapa Sony Ericsson apostaría por Android como plataforma operativa, con una línea experimental de dispositivos Xperia, que aparentemente habría satisfecho a sus ejecutivos.

Nokia, otro de los fabricantes que apostara por Symbian, anunció el 11 de febrero de 2011 que estaría migrando a Microsoft Windows Phone como plataforma de uso. A ello se une la decisión de no liberar el código de Symbian bajo Open Source, sino Open for Business, lapidando de por sí la sobrevivencia de la plataforma, factor que también habría influenciado en la decisión de Sony Ericsson de apostar por Android.

Agregar comentario