rrores que cometen las compañías en el diseño de sus páginas web

Si se tiene un pequeño negocio, sin duda que un sitio web constituye la herramienta principal de ventas y publicidad de la propia marca, así como funciona a modo de vidriera de los productos y servicios de la empresa.

La primera impresión que se tiene acerca de una compañía, suele ser a través del sitio web. Cuando a un potencial cliente le recomiendan una empresa, suele visitar su página web y dejarse atrapar por las características de su diseño, el logo, la organización del contenido, la claridad y seriedad de las descripciones y demás detalles.

Por todo esto, el diseño de un sitio web también puede resultar tanto en un impacto positivo como en uno negativo. Para aprovechar al máximo el poder de una página web, ten cuenta algunos de los errores más comunes que suelen cometer las compañías en el diseño de su sitio:

Navegación pobre

Muchas pequeñas empresas no suelen prestar atención a la experiencia de navegación que le están ofreciendo a la gente. Las personas visitan un sitio con un objetivo primordial: obtener información específica. Si no consigue hacerlo, terminarán por frustrarse y buscarán otro sitio.

Una buena estructura de navegación debe ser transparente y mantener a los visitantes en el sitio durante más tiempo.

La navegación es fundamental para cualquier sitio web e influye en la accesibilidad a la página. Digamos que todo debe estar al alcance de la mano por medio de palabras claves que indiquen la información que se ofrece dentro de cada pestaña.

Hay varios principios para crear una estructura de navegación eficaz:

  • Utilizar los íconos de ayuda de navegación, son visualmente atractivos y fáciles de usar
  • Crear grupos lógicos de enlaces relacionados, con los vínculos más importantes en la barra de navegación superior, y los funcionales (tablero de instrumentos, cuenta, configuración, etc) y legales (derechos de autor, privacidad, términos), ubicados en otro lugar

No hay llamadas claras a la acción

El error fundamental de muchos sitios web de pequeñas empresas es la falta de un claro llamamiento a la acción. Si no se conduce a los usuarios a comprometerse con una acción (comprar un producto o suscribirse, por ejemplo), entonces la navegación se vuelve una pérdida de tiempo.

Los botones de llamada a la acción son una buena manera de captar la atención del usuario. Hay que invertir tiempo en la creación de llamadas que generen acción y permitan alcanzar los objetivos del negocio.

El diseño de una llamada a la acción puede dividirse en cuatro elementos simples: tamaño, forma, color y posición. Cada uno juega un papel vital en la determinación de la eficacia de la llamada a la acción.

Color y contraste

La relación entre ambos elementos es importante dado que la gente no debe tener dificultades para leer el contenido de un sitio.

Estos elementos también sirven para crear interés visual y dirigir la atención del usuario.

Algunos consejos al respecto:

  • Investigar cómo los principales sitios utilizan el color y el contraste para mejorar la legibilidad y destacar las secciones específicas
  • Una de las mejores maneras para mejorar el contraste es la creación de diferencias de tamaño entre los elementos, para que algunas cosas parezcan más grandes que otras

Contenido

La forma en que se estructura el contenido es un factor muy importante. La mayoría de la gente no lee a menos que sea absolutamente necesario, por eso es importante establecer una jerarquía de contenido visual para que los usuarios puedan explorar rápidamente el sitio.

Algunos consejos:

  • El espacio en blanco es posiblemente el factor más importante a considerar. Le permitirá al usuario centrarse en el contenido significativo dentro de cada sección
  • Hay que romper grandes bloques de texto y hacerlo digerible, utilizando las títulos, viñetas, comillas y párrafos

Un detalle fundamental es cuidar la redacción, ortografía y gramática.

Agregar comentario