Los discos duros multimedia cuentan con innumerables beneficios versus el uso de reproductores multimedia convencionales, uno de ellos es su compatiilidad con discos SSD.

Apple TV
Apple TV

Los discos duros multimedia son más que discos duros internos o externos, pues cuando hablamos de la posibilidad de hacer streaming de contenido existe una amplia variedad de artículos a los que podemos acceder con prescindencia de los clásicos HDD (Hard Disk Drive por sus siglas en inglés). Para convertirnos en un streamer de contenido no necesitamos muchos discos duros, sino algunas herramientas que nos permitirán cumplir con la tarea a la perfección.

Los streamer de contenidos tienen ciertas ventajas comparativas respecto al uso de discos externos para la reproducción de contenido multimedia, una de ellas es que admite la utilización de discos SSD y evitar el uso de refrigeración excesiva a través de demasiados ventiladores. Los materiales con que son desarrollados los hace casi imperceptibles en comparación con discos duros externos u otros reproductores multimedia, asemejándose mucho a los televisores y reproductores actuales.

Quizá uno de los aspectos más importantes es el hecho de no depender de un espacio de almacenamiento definido, pues cualquier unidad con conector USB se transforma potencialmente en una unidad de almacenamiento compatible con ellos. Es así como al tener un sistema streamer de contenido evitamos comprar varios discos externos para cumplir con la misma función.

Los streamer de contenido son fácilmente transportables, de tamaño pequeño y peso ligero, nos permiten reemplazar de forma perfecta los reproductores multimedia que se venden habitualmente en el comercio.

Algunos streamer de contenidos famosos por la funcionalidad que aportan y las características que tienen son el Apple TV, iZapper, Blusens Web TV, LG Smarty, Asus O!Play Mini Plus y el WD TV Live HD.

Agregar comentario