Las ediciones limitadas de productos convencionales, contribuyen a un renacimiento del producto a través de la innovación y la incorporación de valores recargados.

Ferrari GTO 599 Edición Limitada
Ferrari GTO 599 Edición Limitada

Si bien es cierto en un comienzo los fabricantes de productos se enfocaban en hacer un “buen producto” para “conquistar a la audiencia”, desde hace un tiempo la tendencia ha ido cambiando, pues las empresas se dieron cuenta que la calidad de un producto incide en la preferencia de la audiencia sólo cuando ya se ha hecho una elección de compra, por ello ¿Qué se está haciendo para incentivar la decisión del consumidor?

Bajo una estrategia de marketing bien pensada, las compañías se comenzaron a preocupar de fortalecer el lazo con los clientes y potenciales clientes mediante la mejora de estética del producto a través del “packaging”, pero también a través de la elaboración de las llamadas “ediciones limitadas”, aquellas que rompen con la uniformidad y tendencia de mercado, añadiendo más opciones a los consumidores.

Actualmente se consideran cuatro objetivos fundamentales a la hora de elaborar una “edición limitada” de un determinado producto, cuales son:

  1. Aumentar la fidelización de los clientes
  2. Innovar la forma de presentación del producto
  3. Refrescar la imagen de un producto con una imagen alternativa y limitada
  4. Romper los esquemas pre-establecidos de los consumidores con un producto limitado de forma repentina

Fidelización de los clientes

Es muy importante que las marcas se preocupen de la tendencia de los usuarios en la preferencia de compra respecto de un determinado producto, pues es ahí cuando se puede innovar en la solución entregada y relanzar de forma económica un producto que ya parece conocido y poco innovador para una audiencia que siempre está buscando en lo nuevo y novedoso soluciones para las mismas necesidades de siempre.

Una edición limitada es interesante porque añade incertidumbre en el consumidor, y aunque la variación no sea excesiva respecto del producto convencional, el hecho de tratarse de una edición limitada lo hace sentir “privilegiado” de tener una en sus manos. La mayoría de las veces los consumidores buscan representarse con los valores de un producto según el tipo de publicidad que se haga o con la imagen de una marca. Cuando un fabricante saca una edición limitada lo que hace es realzar todas las características del producto y decirle al usuario “Realza tu personalidad, compra la edición limitada”.

Innovación en la presentación del producto

No hay nada mejor que marcar una tendencia por medio de la innovación, mostrando a los usuarios que se puede cambiar la imagen de un producto y realzar sus propiedades de formas novedosas y convenientes. Aunque la innovación es un requisito para conseguir el éxito, la mayoría de las empresas lo consideran un lujo que no pueden darse tan fácilmente, sobre todo las pequeñas, aquellas que arriesgan todo cuando cuestionan el servicio disponible en el mercado y se lanzan con iniciativas audaces.

En estos casos, una edición limitada permite un sesgo de innovación y tentar al mercado con riesgos acotados, pues si no funciona la distribución del producto renovado, simplemente ya se sabe cuánto se puede perder. Una edición limitada hace posible incursionar en el mercado probando nuevas estructuras, colores, diseños y servicios sin tener que poner en juego una cantidad de recursos extensa y con muchas posibilidades de conquistar aún más al mercado.

Refrescar la imagen del producto

¿Cómo se puede competir contra una marca reconocida, de experiencia y que ofrece un buen producto? La respuesta es lógica hasta cierto punto, pero requiere de un grado de innovación que pocos están dispuestos a realizar. Lo primero que se tiene que tener es un buen producto, pero lo segundo es una buena imagen, una que realce los valores de esta nueva oferta y sea capaz de cambiar los parámetros establecidos por esa cómoda competencia que ya es conocida y no da sorpresas en el mercado (puede que no siempre sea así).

El factor sorpresa de lanzar una edición limitada es fundamental, sorprender a la audiencia y decirles que se ofrece un producto renovado, lleno de mejoras y con una estructura recargada en comparación a su versión original es la mejor forma de remecer a la audiencia e incentivarles a probar lo nuevo.

Romper esquemas con una edición limitada

Cuando la distribución de un producto determinado lleva tiempo y ya se ha hecho conocido por la audiencia, el romance que debe existir entre estos deja de verse impulsado por lo desconocido, y pasa a transformarse en una relación monótona marcada muchas veces por el desencanto y el aburrimiento del consumidor. Conforme lo anterior, la edición limitada de un producto hace posible romper el esquema que tanta monotonía significa para los compradores y les entrega valores muchas veces contradictorias o “prohibidos” considerando los fines del producto original, pero que de igual forma constituyen parte de la “licencia” de una edición limitada.

Cualquier que sea el cambio que se piense incluir en un artículo de comercialización limitada, sólo debe precaver incluir el término “edición limitada” en su rotulo para que así los usuarios sepan no es algo permanente y entiendan el nuevo concepto como algo positivo.

Agregar comentario