Los cambios observados en los usuarios han provocado modificaciones profundas en el comercio electrónico que se conocía clasicamente.

Comercio Electrónico
Comercio Electrónico

Actualmente el comercio electrónico ha surgido como la respuesta natural a la evolución que han tenido las tiendas tradicionales frente a las tendencias y hábitos que muestran los consumidores al interactuar tan asiduamente en Redes Sociales, y al verse inmersos en un mundo donde la moneda electrónica es una realidad palpable para la mayoría.

Es cierto que el comercio electrónico como tal no es una novedad, pues desde hace años que se conoce y ha visto integrado a la rutina diaria de muchos consumidores, sin embargo, la novedad está en que el aumento de su utilización y predilección por sobre el comercio tradicional no tiene precedente, al punto de afectar negativamente las ventas convencionales.

Para quienes deseen aprender un poco más sobre lo que pasa con los nuevos consumidores y las opciones que tienen para perfeccionar su estrategia de comercio electrónico, comentaremos algunos hábitos que se han observado en el último tiempo en los usuarios.

1

El comprador ya no es impulsivo

Desde siempre se ha dicho que las compras son viscerales, es decir, dependen del contacto que tenga el interesado con un producto específico, pues bien, ahora los compradores son maduros y piensan (cotizan) mucho antes de tomar una decisión. Estadísticas recientes demuestran que entre los consumidores, un 73% prefiere comprar online por el ahorro que supone dicha inversión, mientras que un 55% lo hace porque puede acceder a promociones exclusivas.

2

Cotizar aún cuando no se compre nada

Es muy interesante el hecho de que los consumidores ya no sólo cotizan para ver dónde les conviene comprar, pues se han dado cuenta que en el mundo que propone Internet se puede mantener cada quien al tanto de las ofertas y posibilidades de adquirir productos a precios increíbles, por lo que muchas veces la rebaja crea la necesidad y no al revés.

3

Quienes se informan en redes sociales gastan más

comScore hizo un estudio donde se detalló que el 42% de los consumidores que se informan de nuevos productos en redes sociales como Facebook, Twitter o blogs tienen una tendencia a comprar más que el resto. Un cliente comprometido socialmente con los medios compra hasta un 30% más que una persona que investiga eventualmente los productos que pueden interesarle de forma aleatoria.

4

Móviles sirven para cotizar antes de comprar

Un informe entregado recientemente por Compete ha demostrado que los usuarios habitualmente utilizan sus smartphones para cotizar antes de realizar una compra en tiendas físicas, donde se preocupan de no ser engañados por medio del móvil. El 56% de los dueños de un Smartphone usan el mismo para comprobar que el precio que pagan es el correcto antes de finiquitar una compra; el 48% de los dueños de estos móviles además se encarga de comprobar la opinión de otros usuarios antes de adquirir un determinado artículo.

Agregar comentario