El comercio electrónico se ha transformado en el paso obligado al que todo comerciante y empresa está obligado, pero ¿Basta con tener una tienda vitual?

Comercio Electronico

Los emprendedores de hoy han tenido que adaptarse poco a poco a las nuevas tecnologías y formas comunicación que, básicamente, se basan en las redes sociales (Facebook y Twitter). El cambio no es menor si se considera que la exposición de productos, bienes y servicios ahora gira en torno a la satisfacción de necesidades de clientes que identifican sus propias necesidades y ya no se muestran adherentes a la política de “comprar por comprar”.

Actualmente las tendencias no se crean ni hay que buscarlas, pues todo se puede encontrar en un mismo lugar “redes sociales”, sitios en que las ideas innovadores se gestan y gastan en base al concepto de “generar una comunicación diáfana con la audiencia” para así hacer rendir el auge de las tiendas electrónicas con que tanto se obnubilan quienes buscan bajar los costos de promoción, exhibición y comercialización de cada uno de los productos y servicios que ofrecen, pero ¿Basta con aparecer en las Redes Sociales para conseguir el éxito?

Confianza, el problema de siempre

Aunque las posiciones entre ofertantes y consumidores se han estrechado con la masificación del comercio electrónico y la comunicación masiva en Internet, la confianza sigue siendo el factor predominante entre tener éxito y fracasar al ofrecer bienes y servicios en Internet. Puede que muchos no lo consideren así, pero es la confianza la que conduce al liderazgo y no al revés.

Si bien importa mucho el nivel de persuasión que tenemos (capacidad de influir en el resto), el ser confiables actualmente depende irremediablemente de la cantidad de seguidores que se tiene, de la cantidad de vistos buenos que se obtenga con cada publicación y de los clásicos “Me Gusta” que impuso Facebook a sus millones de usuarios.

Una lista de contacto es mejor mientras más heterogénea sea, pues el equilibrio de los participantes – que generan debate - muestra el grado de transparencia que se tiene a la hora de ofrecer soluciones a problemáticas y necesidades habituales. La generación de confianza es el eje central en que se mueve el comercio electrónico, por ello es fundamental trabajar con newsletters, usar estrategias de email marketing y mantener el control sobre lo que se dice de nuestra marca.

Finalmente se aconseja tener presente los siguientes consejos:

  • Vigilar la indexación adecuada de nuestra página
  • Usar keywords de forma adecuada y coherente respecto de lo que ofrecemos
  • Usar enlaces a redes sociales
  • Utilizar descripciones adecuadas en perfiles sociales
  • Eliminar páginas de productos que ya no están disponibles mediante un 301
  • Generar contenido de alta calidad en gran cantidad
  • Asegurarse de que el tiempo de carga de la página sea breve

Agregar comentario